La Petición o derecho de petición se encuentra consagrado en el articulo 23 Constitucional y es aquel derecho que la ley otorga a todas personas físicas y morales, de solicitar o hacer un reclamo ante las autoridades judiciales, con motivo de interés público ya sea individual, general o colectivo.

Las peticiones que los individuos pueden hacer a las autoridades son:

  • Quejas, para denunciar conductas irregulares de servidores públicos
  • Reclamos, cuando injustificadamente se suspende o se niega un servicio publico.
  • Manifestaciones, cuando un individuo desea brindar su opinión sobre un asunto relacionado con la actuación administrativa.
  • Peticiones de información, cuando se desea conocer cómo ha actuado la autoridad en un caso concreto o tener acceso documentos públicos.
  • Consultas, cuando exista la necesidad de conocer la opinión de las autoridades en relación a las atribuciones del estado y sus instituciones.
Cuando un ciudadano considera que una  autoridad o un particular que brinde un servicio público, a transgredido o amenazado el derecho de petición, puede encontrar amparo en ley para reclamar ante los jueces la protección de su derecho constitucional.