Fuentes formales del derecho

Las fuentes formales describen al lugar donde surge el Derecho, es decir aquellos elementos de donde normalmente se basa el legislador para crear disposiciones jurídicas; tradicionalmente se señalan: la legislación, la jurisprudencia y la costumbre, comprende ademas el estudio de los sistemas que tienen o han tenido vigencia.
La legislación. 
Es la función del Estado, dedicada a la creación, promulgación y sanción de las normas jurídicas, su finalidad sera siempre llevar la actividad social hacia el bien común.

La costumbre. 
Es un uso implantado en una sociedad y considerado por ésta como jurídicamente obligatorio; es el derecho nacido consuetudinariamente.

La jurisprudencia.
Son los principios y doctrinas contenidas en las decisiones tomadas por los Tribunales, como órganos cuya función es la interpretación de la Ley. La norma jurisprudencia no es obligatoria, sino en el caso de que se aplique la misma interpretación a varios casos concretos y no interrumpidos por otra en contrario.

La doctrina. 
Esta constituida por los estudios científicos de los juristas, ya sea con el fin de sistematizar sus preceptos o  para interpretar las normas jurídica y su aplicación.