Antigüedad Laboral

Podemos definir la antigüedad laboral como el tiempo total que tiene un trabajador prestando sus servicios para una empresa, patrón o unidad económica determinada, independientemente de que el trabajador durante dicho tiempo halla cambiado sus funciones, su puesto o que fuere reubicado en una nueva área. La antigüedad laboral seguirá aumentando siempre y cuando el trabajador no se separe de sus actividades por un lapso superior a un año, en los casos de los trabajos que por su naturaleza no se realizan de manera continua, para que la antigüedad laboral surta sus efectos legales los trabajadores tendrán que cumplir la condición de haber prestado sus servicios por varios meses durante los últimos dos años.

La antigüedad laboral es un beneficio que protege al trabajador, siguiendo principios fundamentales como la estabilidad laboral, la naturaleza protectora de esta rama del derecho y la continuidad laboral. Esta figura jurídica encuentra su importancia en situaciones que deben traducirse como beneficios para el trabajador como es el caso del pago de la prima de antigüedad y el derecho a ser tomado en cuenta con consideración especial para aumentar el puesto y nivel laboral.