Trabajo de las mujeres

A pesar de que la idea de la igualdad de género es un concepto que en la actualidad es asimilado mejor que nunca, esta comprobado que aun en la actualidad la mujer se encuentra en clara desventaja frente a su sexo opuesto, el principal aspecto donde la marcada diferencia de roles se manifiesta es en el salario promedió de la mujer y el hombre, siendo este ultimo el que obtiene mayores beneficios de sus actividades laborales. Esta problemática nace de la cultura social y no de un problema de legislación, pues la constitución expresamente iguala en derechos y obligaciones a todos los mexicanos sin importar su género, prohibiendo y sancionando cualquier tipo de política empresarial que tenga como objetivo evitar que una mujer realice una actividad económica determinada o estableciendo criterios o reglas que afecten los derechos laborales de las mujeres frente a los varones e  incluso los legisladores conscientes de las condiciones particulares de la mujeres en el mercado laboral, establecen disposiciones benevolentes que protegen a las mujeres obligando a las empresas y patrones a otorgar determinados beneficios y consideraciones.

Podemos inferir por los privilegios otorgados por la norma a la fuerza laboral femenina, que el trabajo de las mujeres es considerado un trabajo especial, y su normativa la podemos encontrar en el titulo quinto de la Ley Federal del Trabajo. La legislación laboral protege principalmente los aspectos sobre la maternidad de las mujeres, estableciendo supuestos donde se obliga a los patrones a tener especial  consideración con las mujeres embarazadas; se prohíbe el empleo como fuerza laboral de mujeres embrazadas para realizar trabajos peligros, insalubres o que por su naturaleza pongan en riesgo la integridad física de la mujer o del producto de la concepción, los trabajos considerados de riesgo serán dispuestos por los reglamentos aplicables según el trabajo de que se trate. El código sustantivo del trabajo también nos habla sobre la condiciones laborales de los establecimientos donde exista fuerza laboral femenina indicando por ejemplo que la empresa tiene la obligación de tener en sus instalaciones sillas suficientes para el descanso de las empleadas.

Además de las anteriores obligaciones impuestas alas empresas y patrones la ley otorga a las mujeres embarazadas los siguientes derechos:
  • No podrán realizar trabajos que requieran un esfuerzo físico considerable, y que signifiquen un riego para la mujer o el feto.
  • Tendrán derecho a disfrutar un periodo de reposo de por lo menos seis semanas antes y seis después del parto, este plazo podrá ampliarse si así lo exige la salud de la mujer.
  • Des pues del parto tendrá derecho a tener dos periodos de descanso al día con el fin de realizar la lactancia del bebe.
  • Tendrá derecho a ser restituida en su trabajo siempre y cuando no transcurriese mas un año desde la separación de las actividades laborales.
  • El salario percibido deberá ser integro si ser modificado en consecuencia de los periodos de descanso al igual que los días no laborados dentro del periodo de gestación y postparto deberán ser tomado en cuenta para el computo de la antigüedad laboral.

Otro aspecto importante dentro del marco jurídico que rige las relaciones laborales de las mujeres es el beneficio social de el servicio de guardería, este servicio sera proporcionado por el IMSS y será un derecho innegable de las mujeres, protegido y regulado por los ordenamientos oficiales de dicha institución.

De lo anterior podemos inferir que la protección especial que hace la ley sobre los derechos de las mujeres trabajadores, no va directamente relacionada a su condición de genero o sobre las desventajas en el mercado laboral, si no quede se orienta a proteger a la mujer durante el embrazó y proteger también al concebido pero no nacido.