Contrato de Hipoteca

La hipoteca es considerada un contrato accesorio que permite que un bien permanezca en poder del deudor o de quien constituye la hipoteca y otorga al acreedor la facultad para, promover la venta forzosa del bien gravado con la hipoteca, en caso de que el deudor incumpla la obligación por la cual constituyo la garantía hipotecaria.

La hipoteca se constituye para garantizar una obligación o deuda particularmente con un bien inmueble, constituyendo para ello la hipoteca sobre dicho bien. Es necesario que existan dos contratos, el contrato que da origen a la obligación o deuda, y el contrato de hipoteca, por lo que este último resulta ser un contrato accesorio del primero.

Las diferencias entre hipoteca y prenda son:
-La hipoteca recae sobre bienes inmuebles y la prenda sobre bienes muebles.
-La hipoteca requiere ser elevada a escritura pública, la prenda no.
En la hipoteca el propietario no se desprende de la posesión y uso del bien; en la prenda sí.
-La hipoteca hace parte de los créditos de tercera clase.

La hipoteca pueda hacerse efectiva sobre el precio de venta de aquel bien, con preferencia a los derechos de cualquier otro acreedor una vez incumplida la obligación que garantiza el bien inmueble.

0 comentarios: