lunes, 26 de agosto de 2019

Ad inquirendum

La expresión en latin ad inquirendum puede traducirse como "para investigar". Es una orden judicial que instruye al destinatario a investigar algo en cuestión en un asunto jurídico. Mediante esta providencia judicial se ordenan averiguaciones sobre un asunto en concreto. Puede ser un auto de indagación o una orden judicial, ordenando la investigación de cualquier cosa relacionada con una causa pendiente ante un tribunal.

La averiguación previa en el Derecho mexicano se inicia con una resolución de apertura conocida como auto ad inquirendum o auto de avocamiento, la cual es una providencia que tiene como objetivo ordenar una averiguación, y supone que se han satisfecho los requisitos de correspondientes.

lunes, 12 de agosto de 2019

Ad impossibilia nemo tenetur

Ad impossibilia nemo tenetur es un principio general del Derecho, que tiene como base siglos de decisiones jurídicas, doctrina y jurisprudencia. Nos dice que nadie se encuentra obligado a cumplir con lo imposible. Esta expresión es utilizada como una máxima legal para resumir el principio según el cual, si el contenido de una obligación se vuelve objetivamente imposible de cumplir para la parte que la asumió, la obligación es nula para la llamada imposibilidad objetiva.

En efecto, la máxima jurídica ad impossibilia nemo tenetur, o bien, impossibilium nulla obligatio est, alude a la imposibilidad e imprevisibilidad para dar cumplimiento a una obligación por alguna circunstancia ajena a la voluntad del deudor y que, inclusive, le exonera del compromiso previamente adquirido, sin responsabilidad de su parte. Dicha idea se ha considerado como una
máxima del derecho que expresa algo evidente y, por lo tanto, no entra en materia de discusión.

Ejemplo
Si la prestación que que le corresponde a una parte como consecuencia de un contrato se imposible o inexigible a en razón de una circunstancia ajena a las partes involucradas, queda liberado de su obligación, debiendo restituirse las prestaciones ya efectuadas, asi como razones de equidad y al amparo del principio que veda el enriquecimiento injusto.

Definición RAE
Gral. 'Nadie está obligado a cosas imposibles' (Celso: Digesto 50, 17, 185: impossibilium nulla obligatio est 'la obligación imposible es nula'). Adopta también las formas nemo ad impossibilia tenetur y pacta impossibilia vel sub impossibili condicione non valet. Pronunciamiento general excluyente de obligaciones imposibles.

Ad hominem

Ad hominem es una falacia lógica que implica un ataque personal: un argumento basado en las fallas percibidas de un adversario en lugar de en los méritos del caso. En resumen, es cuando su refutación a la posición de un oponente es un ataque irrelevante contra el oponente personalmente en lugar del sujeto en cuestión, para desacreditar la posición al desacreditar a su partidario. Se traduce como "contra el hombre".

El uso de una falacia ad hominem desvía la atención del público del problema real y solo sirve como una distracción. En algunos contextos no es ético.

También se llama argumentum ad hominem, abusive ad hominem o ad personam. Los ataques sirven como pistas falsas para tratar de desacreditar o desafilar el argumento del oponente o hacer que el público lo ignore; no es solo un ataque personal, sino uno que se declara como un contraataque a la posición.

Argumentos de Ad Hominem que no son falacias
Así como puede haber ataques negativos (o insultos) contra alguien que no son argumentos de Ad Hominem, también puede haber un argumento válido de Ad Hominem que no es una falacia. Esto funciona para convencer a la oposición de una premisa utilizando información que la oposición ya cree que es verdadera, ya sea que la persona que presenta el argumento la considere o no como un hecho.

Ejemplos:

  • Dices que Dios no existe, pero solo lo dices para estar a la moda (ad hominem abusivo).
  • Debemos descartar lo que dice el Premier Klein sobre los nuevos impuestos porque a él no lo afectará el alza (ad hominem circunstancial).
  • No podemos aceptar los argumentos de la comunidad porque están financiados por la industria maderera (ad hominem circunstancial).
Definición RAE
Ad hominem Gral. Dicho de un argumento: Que va dirigido contra la persona y no contra sus tesis.

Ad hoc

Ad hoc es una frase en latin que puede traducirse literalmente como "para esto". Su significado es comúnmente aceptado como una solución diseñada para un problema o tarea específica, la cual no se puede generalizar y que no pretende ser adaptada a otros propósitos (comparar con a priori).

Ejemplos comunes son los comités ad hoc y las comisiones creadas a nivel nacional o internacional para una tarea específica. En ciencia y filosofía, ad hoc significa la adición de hipótesis extrañas a una teoría para evitar que se falsifique. Las hipótesis ad hoc compensan las anomalías no previstas por la teoría en su forma no modificada. Los científicos a menudo son escépticos sobre las teorías científicas que se basan en ajustes frecuentes y sin apoyo para sostenerlas. Las hipótesis ad hoc suelen ser características de sujetos pseudocientíficos como la homeopatía.

A menudo, el término se usa como una crítica, en el sentido de que algo hecho ad hoc se hace apresuradamente y puede pensarse mal, sirviendo solo para abordar un problema a corto plazo. Los programas gubernamentales a menudo se describen como ad hoc, por ejemplo. Pero el término también puede implicar una sensación de ingenio, de brillantez improvisada o de algo felizmente despreocupado y sin complicaciones.

En otros campos, el término podría referirse, por ejemplo: una unidad militar creada en circunstancias especiales o un protocolo de red hecho a mano (por ejemplo, una red ad hoc).

Ad hoc también puede ser un adjetivo que describe los métodos temporales, provisionales o improvisados para tratar un problema particular, cuya tendencia ha dado lugar al termino adhocismo.

También podría significar cambiar los contextos para crear nuevos significados o una planificación adecuada.

Ad effectum videndi et probandi

Ad effectum videndi et probandi es una frase en latín que puede traducirse como "los efectos de ser visto y probado", este concepto es aplicado de forma más habitual dentro de un ámbito jurídico.

Mediante esta figura es que un abogado litigante solicita a un Juzgado un documento, como puede ser un expediente administrativo o judicial, con la intención de que los fines de que la vista del mismo por parte del juez se conviertan en un elemento probatorio de convicción favorable para la pretensión judicial del demanda.

Los abogados Litigantes suelen utilizar la expresión “ad effectum videndi” cuando solicitan una remisión de un expediente de un tribunal a aquél en el que tramita la causa. Sin embargo hay que distinguir esta frase sin el aditamento “et probandi”, pues puede ser interpretado de forma incorrecta, pues si en una causa judicial se han ofrecido elementos ad-effectum videndi, la pretensión de quien ofrece la prueba es que dichos elementos sean tomados en cuenta a la vista del juzgador, pero si se lo ha hecho ad-effectum probandi, es que la intención es que dichos elementos sean tenidos como prueba de los hechos afirmados.

Al tratarse de una prueba instrumental, trascienden el ámbito de la mera noticia o vista de lo actuado y deben ser tomados en cuenta como material probatorio y no como una simple referencia.

martes, 25 de junio de 2019

Ad Cautelam

El concepto jurídico ad cautelam puede traducirse como "Por precaución". Es un escrito o acto que se formaliza sin creerlo necesario, previendo una apreciación distinta a la que puede ofrecer un juez. Es utilizado cuando es necesario tomar decisiones cautelares o precautorias que tienen como objetivo prevenir o evitar un posible mal irreparable antes de que un juicio finalice.

Ejemplo: Se suspendieron ad cautelam los efectos de la decisión de derrumbar una vivienda hasta que se determine quién es el verdadero propietario

En Derecho, es utilizado con un significado que se adapta a distintas situaciones:

Testamento ad cautelam
Es aquel testamento donde el testador expresa su voluntad, señalando que no será válido ningún otro testamento suyo posterior si no constan en él ciertas cláusulas o terminos.

Cláusula ad cautelam
Es una garantía que aparta cualquier renovación de un acto jurídico que ocurriese sin haber seguido algunas palabras o terminos.

Absolver ad cautelam
Se dice en el juicio, cuando un reo es absuelto, en base a una duda existente de que en verdad se ha incurrido en una pena

domingo, 9 de junio de 2019

Ad Bona

Ad bona es un aforismo en latín utilizado en las ciencias jurídicas para designar con el nombre de "curador ad bona" a la persona encargada por nombramiento judicial de cuidar y administrar los bienes de un menor o una persona en estado de interdicción. Es un Individuo, sujeto o persona que se nombraba para cuidar y administrar los bienes de un incapacitado. Es necesario para brindar una verdadera protección jurídica, a personas que encuadren en lo que llamamos "declaración de incapacidad".

En el derecho romano la curatela pude ser: Legítima, cuando la ley la otorga al allegado más próximo o bien puede ser honoraria, cuando el magistrado, a falta de curador legítimo, designa un curador el mismo. En la ley de las Doce Tablas, se establecía que las personas púberas y "sui iuris" afectadas de locura o interdictas por prodigalidad, deberían ser sujetos al curador ad bona. Después esta curatela fue extendida a los sordos, mudos, "mente capti" y a los enfermos graves. Comúnmente se daba también curador a los menores de veinticinco años y excepcionalmente a los pupilos.

Se ha establecido que los incapaces de hecho no pueden actuar por sí mismos, o de lo contrario todo acto que realicen podrá ser afectado de nulidad. Esto los coloca en una situación de desventaja frente a las demás personas. A través del curador ad bona, los individuos incapaces podrán adquirir derechos y contraer obligaciones, brindándoles la oportunidad de realizar todos los actos de civiles que no se encuentren excluidos por a ley. Existen muchos supuestos donde pueden suscitarse situaciones que pongan en desventaja a una persona en estado de interdicción. Atendiendo a los anterior, la mayoría de las legislaciones contemplan en sus disposiciones supuestos en relación a la cuartela o curadores.

Mientras la tutela y la patria potestades una figura que se encarga de proteger a los incapaces normales, por ejemplo los menores de edad, la curatela ad bona lo es con relación a los "incapaces anormales" quienes pueden ser mayores de edad o sordos mudos que no se puedan dar a entender por palabra escrita.

Tags

Text Widget 2

Buscar

Con tecnología de Blogger.

Temas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *