5 cualidades que debería tener cualquier abogado

Tags

La abogacía es una de las profesiones mas competitivas que pueden existir, no solo por el hecho de que existen muchos licenciad
os en Derecho, si no por que la naturaleza de la profesional exige constantemente que dos profesionistas se enfrenten uno contra al otro, teniendo como arma fundamental su conocimiento sobre la ciencias jurídicas así como su experiencia y perspicacia, la importancia de estar bien preparado se incrementa aun mas con el hecho de que sobre la victoria o derrota de un asunto en particular, se encuentran los intereses de terceros que han depositado su confianza y dinero con la intención de obtener el mejor resultado de una situación donde el individuo desea hacer valer sus derechos.

A continuación enumerare 5 cualidades que cualquier abogado que desee ser exitoso debe tener:

Dominio del lenguaje jurídico.
Es fundamental a la hora de la actuación ante los tribunales pero ademas puede ser muy útil cuando se trata de asesorar a tu cliente, aplacar sus dudas e inseguridades sera fundamental para cerrar un trato de representación que se traduzca en beneficios económicos, mayor experiencia y satisfacción laboral. El lenguaje jurídico es algo que se perfecciona con la practica pero ayuda mucho la lectura constante de doctrina, asistir o ver vídeos de ponencias en foros legales y estar actualizado en lo concerniente al ámbito de derecho.


Ser social.
Un abogado no puede darse el lujo de ser retraído y aislado, el aspecto social es fundamental al momento de monetizar nuestros conocimientos, el ser empático, acertivo y seguro en uno mismo, fortalecerá nuestras aptitudes para ser un mejor abogado. Aquel abogado extrovertido y suspicaz tiene una mayor posibilidad de alcanzar el éxito laboral.


Organización.
Ser disciplinado y organizado con todos los aspectos que involucran el ejercicio de la abogacía tendrá
como resultado una mayor competencia y eficacia, es necesario tener orden en cuanto a los documentos relevantes para los asuntos jurídicos, así como tener identificados los términos, plazos y condiciones relevantes tales como prescripciones, caducidades y elementos normativos que pueden hacer una diferencia abismal en el resultado de un litigio. Ademas un archivo organizado optimizara el tiempo de respuesta, la calidad y pulcritud de nuestro trabajo.

Diplomacia.
La mayoría de las personas que se ven en la necesidad de solicitar servicios legales, es por que atraviesan una circunstancia de carácter negativo, ya sea por que vulneraron sus derechos, transgredieron los derechos de alguien mas o simplemente atraviesan por una situación compleja como un divorcio, una cesión de derechos o una sucesión testamentaria, el abogado deberá usar sus habilidades conciliatorias para que el cliente obtenga el mejor beneficio que la ley pueda otorgarle, y de igual manera comprenda y asimile su situación, la diplomacia ayudara en la toma de decisiones, lograra llegar a acuerdos voluntarios y a tener la mejor comunicación posible con los involucrados.

Honestidad.
Aunque muchos abogados no estarían de acuerdo de que la honestidad es un valor esencial en la practica jurídica, la realidad es que en los tiempos actuales donde la profesión se a desprestigiado y la imagen del abogado se relaciona a una persona de poca ética y de proyecciones avaras y venales, esta cualidad hace mas falta que nunca, todos los sistemas legales son creados para alcanzar el objetivo principal del derecho que es la justicia, si todos los abogados fueran honestos, los mecanismos jurídicos funcionarían de manera correcta y eficaz. El ser un abogado honesto ayudara a que la gente te reconozca como tal y deposite su confianza en tu trabajo, ademas explicar a tu cliente su situación jurídica de manera certera y sin sesgos de carácter económico o social, hablara bien de tu persona y aumentara la posibilidad de una recomendación positiva.