Mayoría de Edad

En el ámbito de derecho, la mayoría de edad determina la plena capacidad de obrar de una persona y se obtiene al alcanzar una edad establecida por los ordenamientos jurídicos aplicables. Esta figura jurídica nace a raíz de la necesidad de que una persona cuente con suficiente madurez intelectual y física para tener voluntad libre y sin los inconvenientes derivados de la inexperiencia, y la mayoría de edad permite realizar aquellos actos que antes no podía por sus limitaciones en razón de su edad. La edad de una persona se calcula tomando en cuenta el tiempo de existencia a partir del momento en que se produce su nacimiento. En México la mayoría se actualiza al cumplir los 18 años, con excepción de los casos especiales señalados por la ley en los que la persona es declarada incapaz.

En la mayoría de las naciones, la edad establecida para que un individuo se considere plenamente capaz está normalmente comprendida entre los 16 y los 21 años. En lugares de África, la mayoría de edad se alcanza a los 13 años, mientras que en la mayoría de los países de América Latina, se alcanza a los 18 años, tal es el caso de Bolivia, Colombia, Chile, Panamá, Perú, Uruguay,México, República Dominicana, Ecuador, Venezuela, entre otros.

La minoría de edad trae consigo límites a los derechos y responsabilidades de los individuos. Se limitan aquellas actuaciones en que la ley considera que el menor no tiene capacidad suficiente para hacerlas por cuenta propia, y lo exenta de responsabilidad sobre actos que no se le pueden imputar a los menores de edad.