Adopción Plena.- Para que pueda existir una adopción plena es necesario que los adoptantes sean un hombre y una mujer unidos en matrimonio por lo menos cinco años, que vivan juntos y cuenten con solvencia económica, de buenas costumbres, sin hijos y con medios suficientes para subsistir y proveer educación.

La sentencia de adopción plena le da al individuo un nuevo estado civil y el cual no puede ser revocado, se confiere al adoptado los apellidos de los adoptantes y los mismos derechos, obligaciones y parentesco que la filiación sanguínea y a los adoptantes los mismos derechos y obligaciones que la consanguinidad y afinidad.

Adopcion Simple: Para realizar una adopción simple es necesario que la persona no este unida en matrimonio, en la mayor parte de legislaciones que preveen esta figura estipula un condición de edad para el adoptante y tambien una diferencia de edad entre el adoptado, quien pretenda adoptar deberá ser de buenas costumbres y con medios suficientes para subsistir y proveer educación.

Un mayor de edad puede ser adoptado.

Con la adopción simple no se extinguen los derechos y obligaciones con el parentesco natural, excepto la patria potestad que pertenecerá al adoptante.

La adopción simple permite la revocación restituyendo todo al estado en que estaban antes de que se efectuara; esto se da cuando ambas partes lo convengan y el adoptado sea mayor de edad ó por ingratitud del adoptado.