La Tutela

Concepto.
La tutela es la obligación de cuidar y administrar los bienes de una persona que no tiene capacidad para cuidarse a sí mismo ni tiene a nadie que ejerza sobre el la patria potestad.
Las personas sujetas a tutela, los menores de edad no emancipados legalmente, los locos o dementes aunque tengan intervalos lúcidos, los sordomudos que no puedan entender o comunicarse efectivamente por cualquier medio y drogodependientes declarados tales mediante sentencia.

Personas inhabilitadas para desempeñar la tutela.
  • Los que estuvieran privados o suspendidos en el ejercicio de la patria potestad o total o parcialmente de los derechos de guarda y educación, por resolución judicial
  • Los que hubieren sido legalmente destituidos de una tutela anterior por su mal ejercicio.
  • Los condenados a cualquier pena privativa de libertad, mientras estén cumpliendo la condena.
  • Los condenados por cualquier delito que haga suponer fundadamente que no desempeñarán bien la tutela.
  • Las personas en quienes concurra imposibilidad absoluta de hecho. 
  • Los que tuvieren enemistad manifiesta con el menor o incapacitado. 
  • Las personas de mala conducta o que no tuvieren manera de vivir conocida. 
  • Los que tuvieren importantes conflictos de intereses con el menor o incapacitado, mantengan con él pleito o actuaciones sobre el estado civil o sobre la titularidad de los bienes, o los que le adeudaren sumas de consideración. 
  • Los concursados (personas que no tienen bienes suficientes para pagar a todos sus acreedores) no rehabilitados, salvo que la tutela lo sea solamente de la persona.
De las cuentas de la tutela.

El tutor esta obligado a rendir al juez cuenta detallada de su administración, La finalización de la tutela exige, la rendición de cuentas que sera ante la autoridad judicial, de la administración de los bienes que realizó el tutor.

La tutela se extingue.
  • Por la muerte del pupilo o porque desaparezca su incapacidad
  • Cuando el incapacitado, sujeto a tutela entre a la patria potestad por reconocimiento o por adopción.
  • Por maltrato inferido a los menores o incapacitados. Para el caso de la última fracción, los jueces tienen facultad de tomar las medidas necesarias para impedir que el pupilo sea maltratado por el tutor. Tales medidas se tomarán a instancia de quien acredite interés legítimo de parentesco o del Ministerio Público en todo caso.
Curador:

El curador es el representante para los actos de la vida civil de una persona declarada incapaz en razón de un déficit de sus facultades mentales.
Se es curador provisional cuando se ha designado por el juez durante la sustanciación de un proceso. Sus funciones duran hasta que el curador defintivo acepta el cargo que se le confiere en la sentencia de interdicción. El Curador definitivo siendo casado, el curador será su cónyuge. Este no será cuando sea cónyuge divorciado, separado de hecho, o cónyuge que está tramitando un juicio de nulidad del matrimonio. No habiendo cónyuge, se designará al hijo más apto para esta función. A la falta de éstos, se preferirá alguno de los padres. De no haber cónyuge, hijos o padres, el juez será quien determine a otro pariente como hermanos o abuelos para funcionar como curador.