Intermediarios.

En el derecho laboral los intermediarios también conocidos como contratistas de trabajo; son aquellos terceros en la relación patrón-trabajador por lo que es ajeno a la relación laboral entre ambos, por lo tanto con él no existe subordinación.

Los intermediarios pueden ser contratistas o empresas proveedoras de mano de obra, que tienen como función actividad contratar por su cuenta a trabajadores para que realizen actividades laborales a otras empresas que por lo general son de carácter temporal.

De esta situación jurídica nace una relación entre el trabajador, el empresario y el intermediario que contrata al trabajador y paga su remuneración.

Los trabajadores de confianza tienen casi los mismos derechos que los trabajadores normales, a excepción de que no tienen el derecho a la estabilidad en el empleo, por lo que el patrón puede rescindir el contrato eb caso de perdida de la confianza pero el patrón tendrá que indemnizarle con meses de sueldo, parte proporcional de aguinaldo, de vacaciones, de prima vacacional y prima de antigüedad.