Contrato Individual por Obra Determinada

El contrato por obra determinada tiene por objeto que una persona se obligue a realizar una obra en beneficio de otra, quien a su vez se obliga a remunerar mediante un pago previamente fijado denominado precio. La finalidad de este contrato es obtener una obra concluida y ejecutada.

Este tipo de contrato tiene como función crear un vinculo laboral temporal permitiendo contratar a una persona, para que realice un trabajo hasta la culminación exitosa del mismo, por ejemplo contratar a un albañil para construir una barda, o contratar un pintor para pintar una casa, en estos casos el vinculo laboral desaparece al terminar la obra pactada. La relación laboral se encuentra limitada a la culminación del trabajo.

Este tipo de contrato es importante pues brinda al empleador la oportunidad para establecer de forma precisa la relación laboral que existe, pues muchas veces, una vez concluida la relación laboral se entra en un conflicto debido a que, al no señalar con claridad el tipo de contrato, el trabajador puede demandar por despido injustificado.