Suspensión de las Relaciones Laborales

La suspensión es un concepto jurídico que nace en la legislación laboral y otorga a los trabajadores el derecho a que no extinga la relación laboral si el trabajador no presta sus servicios por un tiempo determinado. En la suspensión se protege el principio de estabilidad laboral, ya que de existir una suspensión valida, se tiene el derecho de permanecer en el empleo y recibir los beneficios originados en la relación laboral.

La suspensión protege la relación laboral que sólo podrá extinguirse por voluntad del trabajador o por la del patrón siempre y cuando exista un incumplimiento grave de las obligaciones del trabajador. Mediante este concepto se protege la certeza del trabajador para poder vivir de su trabajo.

La figura de la suspensión se actualiza cuando la relación contractual y sus efectos se detienen temporalmente, con la intención de ser activado de nuevo en un periodo posterior.

La junta de conciliación y arbitraje tendrá la obligación de autorizar o rechazar la suspensión , y en su caso fijando el monto en que consistirá la indemnización que se deba pagar a los trabajadores. El sindicato y los trabajadores podrán solicitar cada seis meses de la junta de conciliación y arbitraje que verifique sio subsisten las causas que originaron la suspensión.