Prima de antigüedad

La prima de antigüedad es un derecho de los trabajadores que encuentra su fundamento en el articulo 162 de la Ley Federal del Trabajo, esta disposición jurídica señala que el monto correspondiente a la prima de antigüedad se calculara sumando el salario de doce días de trabajo por cada año trabajado, tendrán derecho a recibir este beneficio aquellos trabajadores que se separen voluntariamente de su trabajo, siempre y cuando la antigüedad laboral supere el mínimo de quince años, de igual forma cuando la extinción de la relación laboral no se da como un acuerdo de voluntades tendrá el trabajador derecho de cobrar la prima de antigüedad, ya sea que el despido sea justificado o no.

En el caso de la separación voluntaria de las actividades laborales por parte del trabajador la LFT señala tres supuestos que traerán consigo diferentes efectos jurídicos según la condición que se presente al momento de la extinción de la relación laboral:
  • Si el numero de trabajadores que extinguieron su obligación en el año en curso no supera el 10% del total de trabajadores de una empresa, negocio o unidad económica el pago de la prima de antigüedad se pagara al momento de presentarse la extinción.
  • En caso de que el número de trabajadores exceda el 10% se da pagara en una primera instancia a los trabajadores que presenten primero su renuncia o en su caso hallan sido despedidos, el resto de trabajadores que representen el exceso en el porcentaje podrán percibir su pago al año siguiente.
  • En caso de que la extinción de las relaciones laborales se presente simultáneamente para varios trabajadores y estos excedieran el 10% de la fuerza humana laboral, se pagara primero a aquellos trabajadores que mayor antigüedad laboral.

La empresa o patrón tendrán la obligación de hacer el pago de la prima en caso de que el trabajador muera, esto independientemente de los años laborados por el empleado, la suma sera pagada a la beneficiarios del trabajador, sin imagen cortar cualquier otra prestación al que los beneficiarios del trabajador se hagan acreedores, incluyendo la indemnización por causa de muerte.