Objeto de la Obligación

El objeto de la obligación es la prestación prometida, es decir aquello que el deudor tiene como obligación cumplir y el acreedor derecho a exigir. El objeto de la obligación, puede consistir en, dar, hacer o no hacer alguna cosa, según el tipo de obligación que se trate. La prestación objeto de la obligación, tiene que cumplir ciertos requisitos los cuales son:
  • Posibilidad original. El objeto debe ser posible de ser realizado. Existen dos tipos de imposibilidad: la física y la legal.
  • Licitud. El objeto no debe de ser contrario ala la ley, por lo tanto ningun sujeto puede obligarse a realizar un acto ilicito.
  • Determinabilidad. En principio deben ser cosas existentes pero también cabe obligarse respecto de una de cosa futura. Por ejemplo, la venta de próximas cosechas o de cosas que están en proceso de fabricación.
  • Objeto de comercio. No debe confundirse objeto del contrato y objeto de la obligación, éste último es la prestación debida, mientras que el objeto del contrato es la intención perseguida por las partes con la celebración de un negocio jurídico.
  • Causa. Es el fin de la obligación que persiguen y que se propusieron a la hora de establecer la obligación.